AMMA, masaje en silla

 

El masaje Amma sentado deriva del "Amma" tradicional, que significa "Calmar con las manos" en japonés.

Se practica sobre una silla ergonómica que permite el acceso total al cuerpo del receptor y la máxima comodidad, sin necesidad de desvestirse ni utilizar aceites.

 

Está basado en los principios de las medicinas tradicionales japonesa y china, combinando técnicas corporales de la reflexología, el shiatsu, el masaje sueco y el quiromasaje.

 

Se desarrolló en los años 80 por David Palmer para aliviar dolores de los ingenieros de Silicon Vallley y mejorar su productividad, siendo uno de los más demandados y populares desde entonces por sus resultados, rapidez y comodidad.

 

El objetivo del masaje es prevenir y mantener la salud, además de eliminar bloqueos energéticos, ejerciendo maniobras sobre los 148 puntos situados a lo largo de los meridianos energéticos, los músculos y las articulaciones.

 

Indicaciones del masaje en silla

 

  • Libera al cuerpo de tensiones y malestares musculares.
  • Provoca una profunda relajación y sensación de bienestar.
  • Permite al receptor dormir durante más tiempo, con un sueño profundo y reparador.
  • Renueva la energía y despeja la mente.
  • Alivia la fatiga mental y física.
  • Reduce la rigidez y carga muscular en espalda, hombros y cuello.
  • Alivio de cefaleas y fatiga ocular.
  • Mejora la circulación y el retorno venoso.
  • Aumenta la función depurativa de los riñones.
  • Dirigido a trabajadores con poco tiempo (15 minutos).
  • No es necesario desvestirse ni utilizar aceites.