REIKI

El Reiki equilibra y restaura la energía del organismo, favoreciendo la capacidad del cuerpo para sanarse a sí mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente.

 

Reiki sumerge a la persona en un profundo estado de relajación y paz, muy beneficioso en casos de depresión y estrés.

 

Su efecto se produce cuando el practicante de Reiki dirige la energía vital universal a la persona a través de los chakras o centros energéticos, mediante una serie de imposición de manos (no es necesario desvestirse).

 

Reiki es una terapia energética reconocida por la Organización Mundial de la Salud, cada vez es más utilizado por enfermer@s y voluntari@s en hospitales públicos y privados.